viernes, octubre 29, 2010

El feo



Ser feo no es un problema serio, se puede disfrutar de la vida plenamente aun siendo poco atractivo. En este gracioso poema presentamos el caso extremo de alguien que no fue mas feo nomás por falta de vitaminas

www.buenrima.com
[79] "El feo"

Era un bebé tan feo
que la enfermera creyó,
que era la placenta
y al bote lo tiró.

De bonito aquel chiquillo
no tenía nada de nada,
por eso a la mamá
le dieron la nalgada.

El doctor dijo al papá:
–Hicimos lo que pudimos,
pero su hijo nació vivo
de veras lo sentimos–.

Al niño feo acomodaron
en un lugar alejado,
y a su cuna le pusieron
cristal polarizado.

De veras que era feo
ese niño ¡pobrecito!
¡Que en vez de pajarito
tenía murcielaguito!

El hospital escribió
en el acta de la criatura,
en vez de nacimiento
fecha de captura.

La mamá del niño feo
de él se avergonzaba,
por eso en vez de pecho
la espalda mejor la daba.

Crecido el niño feo
lo acomodaban afuera,
y le daban de comer
con una resortera.

Estaba tan feo el niño
que cuando limón comía,
dicen que era el limón
el que los gestos hacía.

Tan feo era que carne
en el cuello con un cordel,
le ataban para que el perro
quisiera jugar con él.

El niño feo creció
y con los otros jugaba,
si eran escondidillas
nadie lo buscaba.

Tan feo era de grande
que cuando se enamoró,
por email mandó su foto
y el antivirus la borró.


Del libro "Buena rima, versos para reír". Obra publicada bajo la licencia: "Creative Commons Atribución-No Comercial-No derivadas 2.5 México"

No hay comentarios.: